La estrategia de los médicos primarios para enfrentar al COVID-19